Como hacer leche asada

La comida tradicional latinoamericana es deliciosa y nada tiene que envidiarle a las comidas de otras partes del mundo. Hay recetas para toda ocasión, y para complacer los paladares más exigentes. Cuando se trata de dulces, tenemos como ejemplo, el rico postre de leche asada que es perfecto para quienes buscan una textura suave similar a la del pudin o un flan. Es bastante popular en países como Chile y Perú.

La leche asada es una receta muy sencilla de realizar y con ingredientes fáciles de encontrar en la cocina. En esta ocasión presentaremos una forma de preparar para que no falte un delicioso postre en la mesa cuando se aparezca de pronto un antojito dulce y no haya excusa para darse un gusto.

Ingredientes

• Leche entera o semidescremada (1litro)
• Azúcar (150 gr para la mezcla) y (4 cucharadas grandes para el caramelo)
• Huevos (5)
• Canela (una cucharada pequeña)
• Extracto de vainilla liquida (una cucharada pequeña)
Según el portal web de Recetas Rápidas, los pasos son muy sencillos tal y como se podrán ver reflejados aquí. En este artículo, se podrán encontrar en solo tres pasos.

Pasos para la preparación

Paso 1

Se comienza precalentando el horno a 180º. Luego en un recipiente para hornos se coloca las cuatro cucharadas de azúcar con un poco de agua y se lleva al horno para que se caramelice. Es importante vigilar que no tome un color muy oscuro, al tener un tono similar a la miel ya estará listo. Otra opción es hacer el proceso en una olla y realizarlo en la estufa y luego incorpora al molde. Una vez realizado este paso se reserva para más tarde.

Paso 2

En otro molde se agregan los huevos y el restante de azúcar para batir hasta que se encuentre todo muy bien integrado, y este será el momento de verter la leche y colocar la canela y la vainilla revolviendo hasta que la mezcla se torne homogénea. Una vez se haya incorporado los ingredientes líquidos, se lleva todo al molde caramelizado.

Paso 3

El siguiente paso será llevarlo al horno en una temperatura de 180º C por unos 30 a 45 minutos dependiendo de la intensidad del horno. Luego se retira y se deja enfriar a temperatura ambiente. Una vez hecho esto, se coloca en la nevera para lograr una mejor consistencia. ¡Y listo! Se corta y se sirve de la forma en que se prefiera.

Las imagenes fueron sacadas de Pinterest.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *