Origen de los Mandalas

Los Mandalas se han vuelto bastante popular en los últimos tiempos. Se le ha dado importancia a la actividad de colorear y decorar esta figura, por su conexión con lo espiritual.

¿Pero de dónde viene el Mandala? En este artículo podremos descubrir cuál es su origen y conocer su vínculo con el mundo terapéutico y con su camino hacia el autodescubrimiento.

Universalidad en el origen del mandala

Estas figuras se cree que nacieron en la India, su nombre proviene del sánscrito y guarda el significado de  rueda o círculo, es por ello que normalmente son dibujadas basada en estas formas geométricas, aunque también se ha modificado su diseño y puede incluir otras formas de representarse. Para los Yantras hinduistas, de hecho las mandalas son lineales, mientras que para los budistas suelen ser más figurativos. Y es tomando en cuenta los ejes cardinales los cuales se distribuyen en parte interna de la misma.

Lo cierto es que las mandalas también son bastante antiguas y es posible encontrarla en muchas culturas en diferentes formas. En el arte cristiano medieval, poseían diseños muy característicos de esta figura en los grandes vitrales de las iglesias góticas. Así mismo, se hallaron coincidencias en las chacanas del mundo andino y en los diagramas de los pueblos indios.

Es por ello que se le atribuye cierta universalidad a las figuras mandálicas, y es posible que esto se vincule al hecho de que su formas concéntricas genera una idea de perfección, por la equidistancia con respecto al punto céntrico, reseñan medios especializados. Las mandales cobraron relevancia en la psicología de Carl Gustav Jung pues las tomaba como expresiones de lo inconsciente colectivo. Para este psicólogo, el centro del mandala representa al sí-mismo, como un sujeto que busca lograr la perfección en su proceso de individuación.

¿Para qué ha servido el Mandala?

En cambio, para los budistas los mandalas han guiado el proceso de la meditación. Su filosofía sostiene que, al concentrar la mente en la elaboración de esta figura se activa una conexión entre el creador y la divinidad, de una manera única y especial que tiene como objetivo el desarrollo personal.

Se le atribuye un contenido espiritual que guarda relación con el equilibrio energético y la búsqueda de la transformación personal siguiendo el método de la meditación, hoy en día  practicada por millones de personas en el mundo.

Significados de la mandala

La mándala como decía el psicólogo Jung puede decir algo acerca de la persona misma, es por esto que sus distintas formas pueden tener muchos significados, aquí se compartirán algunas:

  • Círculo: Representa lo absoluto y el verdadero Yo. Significa perfección, el universo, así como el movimiento y el cambio.
  • Triángulo: Tiene que ver con el estado de plenitud, pasión e inconsciente. Significa vitalidad, transformación y se relaciona con el elemento agua.
  • Cuadrado: Se vincula con el equilibrio, con la energía, el entusiasmo y estabilidad.
  • Cruz: Implica toma de decisiones ya que se puede tener una conexión con puntos cardinales y  la unión de dos aspectos opuestos.
  • Estrella: Conecta con la espiritualidad, la libertad, la salvación e imaginación.
  • Pentágono: Significa inteligencia, poder, silueta del cuerpo humano y alude a los elementos de la naturaleza.

  • Espiral: Vinculado con lo curativo, la vitalidad y el flujo energético
  • Corazón: Normalmente se asocia con felicidad, unión, amor, alegría y amistad.
  • Laberinto: Se orienta hacia la búsqueda interior y necesidad de encontrar el propio centro.
  • Mariposa: Simboliza tanto la transformación, como la evolución, la muerte y la auto renovación del alma.

 

Las imagenes fueron sacadas de Pinterest.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *