“Queríamos un espacio feminista más político”

Por Tamara Vidaurrázaga/

Hace poco más de 27 años un grupo de amigas feministas se dieron cita en Chile, provenidas de distintos exilios, para dar lugar a la Organización No Gubernamental Instituto de la Mujer (IMU), luego de varios años de darle vuelta a la idea de constituirse como organización para crear un espacio feminista desde el que se pensara al país en su conjunto.

Así, y de la mano de Soledad Larraín, Natasha Molina, Adriana Muñoz, Catalina Palma, y Nuria Núñez, el Instituto obtuvo su personalidad jurídica y comenzó a trabajar formalmente en los derechos humanos de las mujeres en Chile.

Para hacer memoria del periodo, este jueves 15 de octubre se presentará en el Archivo Nacional la Memoria Institucional de la Fundación Instituto de la Mujer (IMU), a las 19 horas, la que será presentada por la Ministra del Sernam, Claudia Pascual, la Directora y activista por los derechos humanos Margarita Romero; y la Directora Ejecutiva actual de IMU, Gloria Leal.

Hace 27 años, en el país las mujeres tenían una presencia activa en las luchas antidictatoriales y por la recuperación de la democracia, organizadas en los movimientos feministas, de derechos humanos, por la subsistencia y ligadas a los partidos políticos.

“Teníamos la idea de que en Chile aun cuando ya existían organizaciones feministas propiamente tal, no había una que diera cuenta de un feminismo más político, que diera cuenta del país y de la situación que vivía el país desde una mirada feminista, sentíamos que las organizaciones que existían reivindicaban fuertemente el tema de los derechos humanos y de los familiares, y por otro lado las feministas estaban en un proceso hacia adentro de reflexión interna, de la identidad, el cuerpo, la vagina, de mirarse, el periodo del conocimiento también, imprescindible por lo demás y nosotros veníamos de la militancia (…), entonces era otra manera de enfrentarnos al tema”, relató Nuria Núñez, una de las fundadoras y actualmente Presidenta del Directorio de la Fundación Instituto de la Mujer.

Es desde esta perspectiva que comienzan a elaborarse los primeros trabajos y documentos del Instituto de la Mujer, con una mirada holística respecto de las mujeres, como señala Nuria: “No nos dedicamos solo a un tema, sino que a distintos temas que influyen directamente en la vida de las mujeres, nosotros teníamos una línea de trabajo, pobreza, todos los temas económicos, teníamos otra línea de derechos reproductivo, el tema de derechos reproductivos, el tema de derecho de las mujeres, así sucesivamente, entonces tú ves que vamos como armando el puzzle, digamos, porque sentíamos que las mujeres estábamos en una situación desmedrada”.

Nuria recuerda el contexto de la época, todavía más difícil para las mujeres que el actual,  con una fuerte discriminación hacia las mujeres en el ingreso al mundo laboral, niñas expulsadas de sus colegios porque se quedaron embarazadas en la escuela secundaria, una alta tasa de embarazo precoz y sin educación sexual en los colegios ni en la institucionalidad pública de salud,  el tema de violencia, que en chile no era calificado como un delito. “Mirar con los ojos de los derechos humanos el núcleo familiar y la vida  cotidiana, eso estaba lejísimo de lo que es hoy, hoy día nadie discute que el tema de la violencia es un tema, nadie puede estar a favor de ella, sin embargo en esos momentos sí. Nosotros nos atrevimos con varios foros, discusiones a nivel público, porque entendíamos también que había que hacer una cosa de cambio cultural, entonces había que proponer, había que salir a la opinión pública ir creando conciencia sobre estos nuevos temas”, indica Nuria.

El trabajo del Instituto de los primeros años, junto al de otras organizaciones de mujeres y feministas, dio lugar a la Institucionalidad que hoy existe para las Mujeres, como el Servicio Nacional de la Mujer SERNAM, que prontamente comenzará a trabajar como Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, en un nuevo avance para las políticas públicas. “Uno podría estar a favor o en contra, pero ha ayudado a fortalecer la presencia de las mujeres y el rol de la mujer en la sociedad”, sindica la Presidenta del IMU.

En estos más de 27 años, son muchos los logros que el Instituto ha podido ver como resultado de su trabajo por los derechos de las mujeres: “El cambio cultural de este país es tremendo, o sea cualquiera de los temas que quisiéramos tratar la gente sabe más, tiene opinión. Hay cosas que son inaceptable hoy día para la sociedad chilena como el tema de violencia y agresiones hacia las mujeres, el tema del abuso sexual, hoy es un tema que se discute. Nosotros fuimos parte de un movimiento, un movimiento muy fuerte, muy propositivo, muy de crear conocimientos sobre estos temas, y que se fueron poniendo en la agenda pública. Eso yo creo que es lo más importante que paso en estos 27 años”.

El Instituto ha sido parte de la elaboración de muchas leyes que han mejorado sustancialmente la vida de las mujeres en Chile: la Ley de Violencia Intrafamiliar, el cambio de la Ley de Filiación, la Ley de Divorcio, la Ley de Delitos Sexuales. Recuerda Nuria sobre algunos de estos cambios legales: “La violación era solo con penetración, se abolió el tema de penalizar la homosexualidad, Había niños de primera y segunda categoría”.

Otro de los cambios relevantes en este periodo, fue la introducción de una perspectiva de género en los organismos públicos. “Hoy día el Estado te exige indicadores de género, en esa época nada, o sea los indicadores fueron creados en el mundo de la ONG, para ver si las inversiones, si los proyectos, cuantas mujeres eran beneficiadas, si ese proyecto realmente traía o no beneficios para las mujeres, porque antes era todo a partir del hombre, ese era el universo, la universalidad de las políticas está basada en el individuo masculino, nuca se habían visto a la mujeres como sujetos, menos como sujeto político, entonces en lo que más contribuye el Instituto también es en crear este sujeto en autonomía, identificarlo, que la institucionalidad lo vea”.

                Sobre los desafíos que restan, Nuria señala enfáticamente que falta mucho por hacer: “Sigue habiendo brecha salarial, tenemos todo el tema de los derechos reproductivos, y ahora la Corte Suprema entró a tallar el tema del aborto, objetando la causal de la violación. Entonces todavía hay un campo por recorrer, eso no va a resolverse en los próximos 15 días. El tema de violencia, no sé cuántos femicidios llevamos este año, el abuso de menores, todavía el Estado no es lo suficientemente eficiente en las políticas de igualdad y no discriminación, aun cuando todos los estudios han corroborado y han demostrado, que por ejemplo si hay políticas focalizadas en mujeres se supera la pobreza; las mujeres que tienen que ser trabajadoras, la tensión entre trabajo y familia, son temas todavía, que yo creo, que están dibujados no más”.

Otro punto relevante y en el que falta trabajo por hacer para Nuria es en el liderazgo, respecto del que la Presidenta del IMU indica “Tenemos una Presidenta mujer, tuvimos una Presidenta del Senado por primera vez mujer, las federaciones de estudiantes están dirigidas hoy día, pero eso no es suficiente, sigue viendo que tanto en los partidos políticos, en los empresarios, en las organizaciones gremiales, la presencia de mujeres es poca, entonces, no están donde están la toma de decisiones”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *